Urbanismo, patrimonio y medio ambiente

 

El proceso natural y lógico del urbanismo se fundamenta en tres fases;
 
Planificación > Urbanización > Construcción
 
Este sencillo proceso que hace del urbanismo un hecho sostenible, ha sido la clave de la principal crisis económica que sufrimos hoy por hoy. En el estado español desde antiguo la normalidad ha sido hacer el proceso en el orden contrario:
 
Construir > Urbanizar > Planificar
 
 
 
Evidentemente esto ha generado una ilegalidad detrás de otra y los Planes Generales de Ordenación Urbana, se crearon para asegurar la orden natural del proceso (el primero). Pero aun así el proceso no se ha detenido desvirtuándose todavía más al haber leyes e instrumentos contradictorios.
 
Es por eso que el patrimonio y el urbanismo son tan importantes en una gestión responsable del territorio.
 
 
Por esa razón Villalonga#*Vilaverda, quiere incidir también en la forma de hacer urbanismo y en la forma de tratar nuestro patrimonio cultural y también urbano.
 
Mediante una normativa de buenas prácticas ambientales, añadida al PGOU, sería posible conseguir que cada ampliación/ modificación/ revisión del PGOU contara con toda una serie de medidas y activos que mejorarían y mucho la vida del vecino/ vecina, haría más próximo el urbanismo, más integrado y menos dramático
 
De la misma forma es importante abordar cambios en el PGOU que suponen la mejora y el acondicionamiento de espacios periurbanos degradados, de espacios urbanizados a medias o de espacios urbanos comunes.
 
Esto es el que pretende hacer Villalonga#*Vilaverda en este apartado que no empezará hasta que se establezca una comisión municipal y un grupo de participación ciudadana.